Tratamiento mediante el cual se coloca un producto sanitario como sustituto de la raíz de un diente perdido, elemento que servirá de base para la colocación de una prótesis dental.